¿Embarazada? Nooo, gorda: contraste entre indefinido e imperfecto

 

Contar anegdotas es una buena forma de practicar el pasado y el contraste entre los tiempos pasados del español (el pretérito indefinido y el imperfecto). En esta ocasión os voy a contar una anégdota en la que pasé bastante vergüenza, pero también me divertí y reí muchísimo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.