Resultados del conscurso: redacciones con la palabra „pata”

¡Hola estudiantes!

Aquí os publicamos las tres historias ganadoras del concurso con la palabra "pata"  y el uso de todas las expresiones con esta palabra.

¡Enhorabuena Mateusz, Kasia y Kinga!

Nos han encantado vuestras historias. ¡Son geniales!

Título: La pobre tía Inmaculada

Mi tía Inmaculada, que nunca se casó y siempre tuvo su casa limpia, un día estiró la pata.

No supe nada de lo sucedido hasta que mi madre me llamó. El mismo día que tuve una llamada telefónica con madre, estaba en el tranvía para ir al trabajo. Hacía calor dentro del tranvía porque el aire acondicionado dejó de funcionar. No se podía abrir ninguna ventana porque se cerraba automáticamente. Estaba pensando en la tía Inmaculada, porque de niño solía pasar mis vacaciones de verano en su casita a la orilla del río. En la casa de Inmaculada siempre tenía que tener las manos limpias y comer sopa de frutas, la cual odiaba. De repente, el tranvía frenó y puso todo patas arriba. Antes de que me diera cuenta, había una mujer delante de mí que se parecía a mi tía. El rostro de esa mujer estaba pálido como la una. Empecé a gritar y salí por patas del tranvía. Tenía que parecer mi propia sombra, porque cuando estaba en la acera, una anciana me preguntó si estaba bien. Afortunadamente, la anciana no se parecía a mi tía,pero se parecía a la mayoría de las mujeres mayores de este país. Le agradecí su preocupación y pedí que rezara por mi tía, que estaba en los cielos. No me subí a más tranvías. Con el calor no me quedó mejor opción que ir a pata al trabajo. ¡Vaya día fue!

Escrito por Mateusz Matusik

Título: ¡Se zampó los apuntes!

¡¡Chicas!

La historia que os voy a contar es real, pues teneís que prestar atención porque es muy sorprendente. Cuanto estaba en el liceo, no era la mejor alumna, pero me encantaba español, no tanto literatura y perdona por esto Soraya, y era en la clase que más participaba y solía llevar todos los deberes hechos, sin embargo, siempre he sido muy despistada y solía perder los apuntes, pero siempre me acordaba de lo que había aprendido en la clase de español.

Pues bien, había un examen muy duro,con mucho vocabulario, y como no tenía apuntes, pues se los pedí a la chica más estudiosa de la clase. Al principio, no quería dejármelos, pero luego creo que le di pena y me los dejó. Le dije que no se preocupara, que mañana se los iba a traer. Copié todo en casa, pero como siempre tengo todo patas arriba, pues metí los apuntes de la chica no sé dónde y al día siguiente no los encontraba. Fui al liceo y me preguntó por los apuntes, pero yo salí por patas, porque no los tenía y tampoco me quería enfrentar a ella. Me fui a casa,sabía que había metido la pata al prestar los apuntes, porque sabiendo como soy yo de desordenada...seguro no los iba a encontrar.

Buscando mucho, le pregunté a mi madre si había visto los apuntes y me dijo que esa misma mañana mi perra Lucy a había estado mordiendo revistas y algunas anotaciones y entonces mi madre,limpiando la casa, había tirado todo.

¡Qué mala pata! No me volverán a dejar más los apuntes,pensé yo. Efectivamente, le dije que se los había comido mi perro y no me creyó. Desde eso momento, no me volvió a dejar nada y además, me retiró la palabra.

Escrito por Kasia Tomków

Título: 

Este año hemos tenido muy mala pata, todo el mundo con lo del virus,que le robó el nombre a una cerveza mexicana. La verdad, en plena pandemia cuando no pudimos ir a pata a ningún sitio, ni ver a nuestros amigos, estaba todo patas arriba. Mi amigo incluso dijo una vez que Dios metió la pata planeando el 2020. Sea cómo sea, espero que el virus se vaya por patas de una vez por todas.

Escrito por Kinga Siudak

pata explotacion de las redacciones

Dodaj komentarz

Twój adres email nie zostanie opublikowany. Pola, których wypełnienie jest wymagane, są oznaczone symbolem *